Seleccionar página
5
(4)

Para empezar… ¿qué es el poliamor?

El poliamor se entiende como un modelo relacional en el que se puede amar a varias personas a la vez y/o tener sexo con ellas, de forma consensuada, consentida y respetuosa para todas. No tiene nada que ver con el abuso emocional, la infidelidad, el sexo descontrolado o la falta de responsabilidad.

A nivel general, se pueden dividir estas relaciones en dos grandes grupos:

  1. Relaciones poliamorosas jerárquicas: cuando dos personas tienen una relación principal a la que dan prioridad, y otras relaciones simultáneas que quedan en un segundo plano.
  2. Relaciones poliamorosas no jerárquicas: cuando una persona tiene varias relaciones al mismo tiempo y ninguna de ellas es prioritaria sobre las demás.

Hay otras variantes de poliamor y distintos conceptos importantes asociados, pero en esta ocasión nos quedaremos con estos dos grupos para poder centrarnos en el tema del narcisismo.

Para tener una relación poliamorosa es necesario que se haya llegado a ella de forma consensuada, sin ningún tipo de chantaje emocional y con la mayor honestidad y respeto. -       

Si en una pareja monógama la comunicación es importante, en una poliamorosa lo es mucho más, y es que hay que revisar constantemente las condiciones establecidas para cuidar de los sentimientos de los integrantes. Por este motivo, el poliamor no es una opción para personas que no se sienten responsables de sus propias acciones o que huyen del compromiso por miedo a las responsabilidades.

 

El poliamor narcisista

Los/as narcisistas se saltan casi todas las normas éticas que han establecido los conocedores y practicantes del poliamor. Ellos/as usan este modelo relacional como una forma de abuso psicológico hacia sus víctimas y para obtener más sexo, energía y admiración por parte de las personas implicadas en la relación. Para que el abuso surja mayor efecto, el/la narcisista prefiere que la víctima sea monógama en un inicio.

Por una parte, argumentarán sus preferencias relacionales con el discurso que suelen utilizar los verdaderos poliamorosos. Por otra, te darás cuenta de que la única persona que está respetando las emociones y la libertad del otro eres tú.

 

Los principios abusivos del poliamor narcisista

Por mucho que te haya insistido en que el poliamor es más respetuoso con las personas que la monogamia, verás que su versión no tiene que ver con ningún valor deseable, sino que está basada en el egoísmo y el abuso psicológico.

 

#Deshonestidad y falta de ética:

Una persona narcisista no se declarará poliamorosa desde el principio. Tendrá unas cuantas citas contigo, te realizará el famoso bombardeo de amor, te hará sentir la persona más importante del mundo, llegaréis a tener sexo, y, entonces, ¡zas! “No sé cómo decirte esto, tampoco has sacado tú el tema… resulta que soy poliamoroso/a”. No te molestes en decir que es tarde para contártelo, con un/a narcisista, la culpa siempre será tuya: por no preguntar, por tener expectativas, por ser inmaduro/a, poco comprensivo/a, mala persona, poco evolucionado/a…

Avisarte de su naturaleza poliamorosa a destiempo le resulta más divertido y seguro. No le importa que te hayas ilusionado con la relación que empezabais. De hecho, espera con todas sus fuerzas que lo hayas hecho. Si pensabas que se había enamorado de ti, mucho mejor, porque habrás caído en la trampa. Tu tristeza se convertirá en su suplemento narcisista, en autoestima renovada que lo/la engrandecerá, le provocará un subidón de felicidad y lo/la motivará para seguir seduciendo a otras personas.

El/la narcisista necesita engancharte primero para que aceptes sus términos y sentirse especial por haberte roto el corazón. Te dirá que tienes libertad para elegir si te vas o te quedas, pero se habrá cuidado de atarte emocionalmente antes de empezar con la tortura. Te habrá ilusionado solo para traicionarte, te habrá subido a lo más alto para bajarte de golpe y crear así un vínculo traumático.

 

#Deslealtad:

En su vida no faltarán las historias en las que haya sido infiel a anteriores parejas. Te sorprenderás cuando te cuente cómo tuvo sexo con la hermana de su novia, con el novio de su mejor amiga o con su cuñada.

En el poliamor se habla de distintos tipos de fidelidad. Sus practicantes ponen énfasis en que haya lealtad, respeto hacia las demás personas y total transparencia y honestidad. Muy lejos de todo eso, está el/la narcisista junto a su mejor amiga, la mentira. Te darás cuenta de que miente infinidad de veces, y que no tiene ningún problema en traicionar a quien sea (robando, difundiendo secretos, dando consejos malintencionados…).

 

#Falta de empatía:

Si debido a tu enganche psicológico has aceptado los términos del poliamor, como era su objetivo, prepárate para toda clase de malos tratos psicológicos: “Perdón pero justo tengo que pasar por delante de tu casa con esta nueva persona”, “¿se te ocurre qué puedo ponerme para ir a mi cita?”

Sabe perfectamente que juega con ventaja y enseguida se le verán las intenciones: hacer que te mueras de celos, que vivas la emoción de su cita sin estar implicado/a en ella, que te sientas como un juguete abandonado. En definitiva, recoger de ti toda la energía posible para aumentar su autoestima y su sentido de autovalor. Porque, ¿dónde se ha visto un poliamoroso empático que intente ponerte celoso/a? Resulta incoherente que alguien quiera libertad sentimental y al mismo tiempo disfrute viendo como tú estás enganchado/a y sufriendo. Esa dualidad es una gran alerta roja que indica intenciones de abuso emocional.

 

#Sexo sin protección

A una persona narcisista no le importa lo más mínimo poner en peligro a los demás. Podrá participar en actividades de sexo múltiple, o acostarse con varios/as amantes secretos/as, sin usar ninguna clase de protección y luego te asegurará que tiene su salud controlada para poder meterse en tu cama.

 

#Triangulación:

Frustrará vuestra intimidad, creará triángulos en los que representes el peor vértice. Te contará como de otras personas sí que se enamoró, cómo quiso formar una familia y estar únicamente los/as dos. Te transmitirá que contigo no han surgido esos sentimientos tan fuertes y que, por tanto, necesita complementarte. Si tienes alguna inseguridad personal, aprovechará para decirte que la persona a la que está conociendo es un genio en eso que tú no sabes o no puedes hacer. Si se le ocurre hablarte de una tercera persona mientras estáis en la cama, seguramente lo haga.

La mayoría de personas, por instinto, evitaría que su pareja viera mensajes o llamadas que le hicieran sentir mal. Si estás con un/a narcisista poliamoroso/a, prepárate para situaciones de lo más absurdas: su móvil estará especialmente colocado sobre la mesa para que puedas ver cómo otras personas lo/la buscan, “olvidará” cosas de sus amantes cerca de ti o te llamará por otro nombre a propósito para que actives tu modo espía y busques información sobre esa persona.

 

#Falta de responsabilidad:

“Yo te avisé”, “justo hoy que necesitas hablar no me apetece”, “lo que sientas no es problema mío”, “a mí me gusta el poliamor porque así no tengo que responsabilizarme de nada”. Un/a narcisista no va a cuidar ni respetar tus sentimientos, porque no le importan. Cree que está libre de cualquier responsabilidad y, si te quejas de algo, siempre conseguirá argumentar que es culpa tuya.

 

#Desigualdad relacional:

No establecerá una relación de igualdad contigo. Tú tendrás que respetar sus aventuras amorosas pero, si se te ocurre estar con otra persona, aunque no te lo prohíba, intentará que te sientas mal por ello. No necesariamente le importa que estés con otras personas, pero hacerte sentir mal es parte de su plan. Para el/la narcisista, es preferible que tú quieras una relación monógama, así que lo que en él o ella describa como libertad y madurez, en ti parecerá promiscuidad y falta de autoestima.

Tú tienes que respetar que él/ella no es un objeto, que es libre y que tiene que expresarse y cuidar de sus propios sentimientos, pero a ti sí que te hará sentir como una cosa a la que habrá atrapado a conciencia y tendrás que reprimir tus emociones para no atentar contra sus derechos. El poliamor solo traerá ventajas para él/ella y desventajas para ti, y su libertad será tu cárcel.

 

#Luz de gas y devaluación:

Te hará creer que eres aburrido/a si no aceptas sus términos y, cuando los aceptes, intentará que te sientas poco interesante y débil. Incluso podría darle la vuelta a la situación y decirte un día que ha cambiado su tendencia amorosa y que ya no le interesa la tuya (a la que él/ella mismo/a te llevó). Vivirás en su realidad y te definirás como él/ella lo haga. Perderás parte de tu identidad al renunciar a tus valores.

 

#Falsas esperanzas de cambio

Puede decirte que si quieres un lugar único en su vida tienes que cumplir con una lista de requisitos (imposibles e infinitos) o que alguien una vez consiguió que se volviera monógamo/a, para que te esfuerces en cumplir sus expectativas hasta el agotamiento.

 

 

Conociendo estos datos… ¡Recuerda!

Un verdadero poliamoroso, con actitudes empáticas y respetuosas, y que haya llegado a ese modelo relacional a través de la madurez y no por egoísmo o narcisismo:

  1. Te dirá que es poliamoroso/a desde el principio, sin trampas
  2. No te ilusionará ni dejará que pase el tiempo
  3. Se responsabilizará de los sentimientos que pueda despertar con sus acciones
  4. Tendrá una relación honesta y transparente contigo
  5. Crearéis las normas y los límites entre los/as dos
  6. Intentará que no sufras por celos, y de ningún modo intentará provocártelos
  7. Tendréis una relación de igual a igual
  8. No intentará devaluarte o bajar tu autoestima
  9. No tendrá un largo historial de mentiras y deslealtades

En cambio, un narcisista, psicópata o sociópata practicará un falso poliamor, basado en la falta de responsabilidad, el engaño y el abuso emocional, como una estrategia más para obtener beneficios sin esforzarse, ganar poder sobre ti, volverte emocionalmente dependiente y agrandar su ego a costa de tu autoestima e integridad.

Si eres una persona que prefiere la monogamia, no aceptes otro tipo de relación para evitar una ruptura o para no estar solo/a. Recuerda que la soledad acompañada es uno de los peores sentimientos que se pueden vivir en una relación. Puedes conocer a muchísimas personas que compartan tu forma de pensar y que estén de acuerdo con las condiciones que a ti te llenan y te hacen feliz.

 

Para una persona narcisista, el poliamor representa una estrategia de abuso que le permite agrandar su ego, minar la autoestima de sus víctimas y tener siempre un suplemento disponible. -       

¿Te has encontrado con algún/a narcisista poliamoroso/a? Comparte tu experiencia y deja un comentario.

¡Un abrazo!

¿Te ha resultado útil el contenido de mi post? ¡Puntúalo!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 4

Sé el primero en puntuar este contenido.

Si te ha gustado mi post...

Sígueme en las redes sociales!

Share This
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad